LA DANZA DE LA PIEDRA

A partir de la vida, allí donde nace la belleza, danza la piedra en las manos. Se viste de flor, de canto y de flama, de lluvia sobre una riachuelo. 

Piedras preciosas y cristales, hijos propios de la tierra, comparten su belleza esta temporada, la de primavera/verano 2011. 

Collares, pulseras y pendientes forjados con el más exquisito tacto. Pongamos luz de luna sobre los cuellos, atardecer en las muñecas, lagrimas de ángel, de árbol, pediendo de nuestras orejas.