OUR STORY

En estos años de trabajo constante he creado cientos de piezas, siendo cada una de ella única. Única como la piedra con la que se crea, porque la naturaleza no se repite. A menudo la gente me pregunta cuál es el secreto de mi inagotable imaginación, a lo que siempre contesto que una joya nace da una idea o de un sentimiento, se plasma en un bosquejo y con el paso del tiempo, se reproduce en escala y en serie. Mi trabajo consiste en observar, escuchar a cada perla, piedra o cristal, e ir mas allá de lo que se ve, creando en torno a ellas la forma que me susurran. Esto es lo que realmente quiero hacer: crear con cada pieza una historia. Una historia para regalar y para lucir.

 

Paola Giorgini

DATOS DE LA EMPRESA

Esta firma se constituyó en el año 2002 en Italia y posteriormente en el año 2008 se adhirió al programa Tenerife Moda. Paola Giorgini es el tallo que sustenta a la flor que da nombre a su enseña, una marca de prestigio y glamour especializada en la alta bisutería y en la orfebrería. Esta mujer luchadora, defensora de sus ideales y del trabajo artesano, con su estilo marcadamente italiano, comparte su tiempo entre Canarias y su país natal. 

DEFINICIÓN DE PRODUCTO

Duermen su eternidad envueltas entre algodones, aguardando el momento en que despierten de un largo sueño para transformarse en mágica belleza. Nacieron de la madre naturaleza y, como tal, no se repiten en modelo o color. Son piezas únicas, hermosas y atemporales que, mecidas por las manos de su creadora, se engarzan a un sentimiento y a una emoción mientras, entre susurros, cuentan su historia. Una historia que ella ha aprendido a escuchar a través de cada perla, piedra o cristal para luego escribirla en forma de joya bajo el nombre de una firma que es sinónimo del lujo: Il ciclamino.

 

Por Mónica Ledesma

Una niña de tercero de un tiempo pasado, escribió con el pulso afinado del que sabe mirar, un verso lleno de inteligencia; "Mi collar tiene cien ojos". Aquella breve esencia de la frase impregnó la hoja con olor a merienda de exquisitos vapores líricos. La repetí con la sensación de haber descubierto algo importante bajo aquellas palabras. Mi collar tiene cien ojos era una oración fácil de aprender y yo la aprendí o la adopté o me la llevé como a una musa raptada y vagué hacia nacimientos de manos creadoras.

 

 

Y la llevé conmigo el día que nos equivocamos al vernos. Es el destino que juega a darnos regalos fortuitos. Allí, en tu mundo, descubrí que la frase tenía sentido. Tus formas amantes tenían la delicada precisión intangible de aquel verso. Sentí el vértigo de la emoción al descubrir el cuerpo exacto de la frase hecho vida.

Todo me pareció cercano, como si desde siempre hubiese aprendido a mirar más allá de mis ojos. Sin que lo supieras, me entregaste el mensaje de tus piedras. Lunas dormidas como naranjas sobre plata y cristales transparentes trenzados por hilos de sol. Y me quedé atrapado como un niño a un escaparate lleno de maravillas. Sentí, de nuevo, mis primeros años como un regalo al mirarte y perderme en las formas cristalinas de tus manos. No quise el tiempo para salir corriendo. Quise aprender a quedarme y aprender a mirar y leer las formas de sus secretos.

 

 

Entendí que la intuición es la receta de tu aquelarre. La ofrenda que creas a susurro, dibujan gotas de lluvia con los mismos frutos que pare el planeta. Entonces te descubrí como la madre que surge de hacer obras exquisitas. Hijos en las riveras amantes del corazón. Galateas que nos abrazan y se vuelven humanas, que hablan de ti. Al sentirlas me volví como ellas y conocí el amor génesis del creador. Me enamoré de tus manos porque de ellas nacía belleza. La sutil fuente de la que extraes sus cuerpos llega del cielo y de la tierra, del fuego y del agua. Ahora ya se porque al verlas siento el mar mecer y el viento soplar y el atardecer en la arena y los besos del calor. Ahora ya se porque faltan trozos de estrellas. Escribes con ellos mensajes para que aprendamos a ver. Es una historia de amor que nos ama sobre la piel, que secuestra las sombras para darnos sus besos mimados. No sé quien nos quiere más, si tú por nacerlas o ellas por habitarnos.

 

“Óscar Bacallado de la Cruz"

LOS OJOS DE PAOLA

EQUIPE

ART DIRECT - Annalisa Riccardi

ART PRODUCT - Paola Giorgini

WEB DESIGNER

Annalisa Riccardi

Antonello Matacchieri

Martin Esquivel

PHOTOGRAPHER SPAIN

 
 

COLLABORATIONS

LOOK BLOG STYLISM

Yen Garcidor

AGENT (CANARIAS)

Gregorio Reyes Gonzales

David Gil

Arquimedes Llorens

MAKE UP